Madre e hijo en cama

¿Cómo identifico si mi bebé tiene piel sensible?

La mayoría de los bebés tienen piel sensible y entrando aquí, sabrás cómo cuidarlo y detectar si tiene algún padecimiento en su cuerpo. ¡Entérate de más!

La mayoría de los bebés tienen una piel muy delicada, pero es posible que la piel de tu bebé parezca ser extremadamente sensible.

Aquí hay algunos consejos para identificar y tratar la piel sensible:

Nota: adquirir marcas de compromeditas como Huggies es una buena inversión para cuidar su piel.

¿Cómo sé si mi bebé tiene piel sensible?

Si tu bebé tiene erupciones cutáneas recurrentes y piel seca, es posible que debas tomar precauciones adicionales para mantener saludable su delicada piel.

Los bebés con piel sensible pueden irritarse con ciertos jabones, lociones, detergentes, baños frecuentes y cambios de temperatura. Si la piel de su bebé reacciona a cualquiera de estos, es probable que tenga piel delicada.

Hay muchos tipos de irritaciones en la piel que tu bebé puede experimentar. Estos son algunos de los más comunes y lo que puedes hacer para tratarlos.

Asegúrate de ver al pediatra de tu hijo si los síntomas no mejoran o empeoran.

Sarpullido del pañal

Bebé en pañales acostado

Si el área alrededor de la parte inferior de tu bebé es roja, puede tener sarpullido del pañal.

Las erupciones del pañal ocurren cuando un pañal está demasiado apretado, se ha dejado puesto un pañal mojado durante demasiado tiempo o una marca particular de pañal o toallita húmeda ha irritado la piel.

Trátalo limpiando el área con agua y una toallita, seca el trasero de tu bebé y aplica crema para aliviar la dermatitis.

Eccema

Un sarpullido rojo y con picazón que aparece en la cara, el codo, el pecho, los brazos o detrás de las rodillas del bebé puede ser eccema y puede desencadenarse por irritantes ambientales (como el polen o el humo del cigarrillo) o alérgenos en la dieta de tu hijo.

La opinión médica actual recomienda baños diarios para bebés propensos a eccema, pero asegúrate de usar jabón y shampoo al final para que tu pequeño no esté sentado en agua jabonosa, así también podrás evitar que la piel sensible se reseque.

Sarpullido por calor

Pequeñas protuberancias de color rojo rosado que aparecen en áreas propensas a sudar, como el cuello, el área del pañal y las axilas, indican que tu bebé puede tener sarpullido por calor.

El clima húmedo es el culpable de esta irritación de la piel sensible, pero también puede ocurrir en invierno si tu bebé está abrumado. Una manera de calmar a tu bebé y se que le olvide por un rato la molestia es dándole un chupón adecuado para él o ella.

Refresca a tu bebé quitándole la ropa, aplica un paño húmedo y fresco en las áreas afectadas y deja que se seque al aire.

No frotes la piel de tu bebé con una toalla ni uses ungüentos o cremas humectantes, que pueden empeorar la erupción por calor.

Asegúrese de mantener fresco a tu pequeño y consulta a un médico si la erupción no mejora.

Sabemos que los cuidados que deben tener las personas con piel sensible suelen ser tediosos, pero vale la pena enseñar a tu bebé desde pequeño a cuidarse.

Esperamos que te hayan servidos estos puntos y los pongas en práctica lo más pronto posible.