colchón limpio

Consejos para mantener tus colchones siempre limpios

Los colchones sucios son fuente de enfermedades, alergias y muchos otros malestares. Es muy importante tener colchones siempre limpios, por eso, te daremos los mejores consejos para que siempre tengas colchones frescos.

Algo bien sabido, es que los colchones tienen la facilidad para guardar, a lo largo de los años, una cantidad muy grande de bacterias, polvo, ácaros e incluso ¡hasta huevos de arañas y otros insectos! Por eso es muy importante tener conocimiento de cómo mantener los colchones limpios y frescos de manera fácil y sin tener que estar llamando a un servicio de limpieza cada mes.

Mantener el lugar donde dormimos nos puede ayudar a eliminar muchos problemas acarreados como alergias, infecciones en la piel y muchos otros problemas comunes. A continuación, te diremos la manera de mantener los colchones limpios de manera muy sencilla.

Primero lo primero, despeja tu colchón

Cuando vas a limpiar un colchón, procura que sea en un día soleado, de preferencia puede ser un sábado (si no trabajas en fines de semana), de esta manera tendrás la oportunidad de darle al colchón el tiempo necesario para que respire sin que lo uses.

Para empezar, retira toda la ropa de cama, obviamente, no podrás limpiarlo adecuadamente si no le quitas cualquier cubierta que pudiera tener, esto incluye cubre camas, sábanas, cobijas etc. Te recomendamos que aproveches este tiempo para lavar toda la ropa de cama disponible, incluyendo fundas de almohada y las almohadas mismas.

Levanta el colchón y limpia muy la base sobre la que lo colocas ya sea que hayas comprado un set de box y colchón o que tengas una base de madera. Esto evitará que tu colchón recupere todo el polvo cuando lo vuelvas a colocar.

Extrae todo el polvo

Lo mejor para este paso es usar una aspiradora, colócala en potencia máxima y trata de recorrer todo el colchón poniendo especial atención en las líneas que se generan con las costuras.

Si no cuentas con una aspiradora, utiliza un trapo ligeramente húmedo, sólo ten cuidado de que no estes humedeciendo demasiado la tela del colchón.

bicarbonato de sodio

Tu mejor amigo es el bicarbonato de sodio

En realidad, cualquier bicarbonato es tu mejor amigo. Existen muchos tipos de bicarbonato, pero algo que todos tienen en común es que son excelentes para combatir los olores. Si estás tratando de limpiar los colchones individuales de tus hijos y si acaso tienes perros, probablemente los colchones puedan estar guardando olor de orina, sudor o incluso el aroma natural de los animales.

Espolvorea una buena cantidad de bicarbonato por todo un lado del colchón, y refriégalo con un cepillo seco (ten cuidado con elegir un cepillo de cerdas no muy duras o de metal) fijándote que cubras muy bien todos los recovecos. Déjalo reposar unos 15 minutos y después vuelve a retirar el polvo con la aspiradora o con el mismo proceso del trapo.

Repite la misma operación con el otro lado del colchón, aunque sea del tipo de colchón que no se voltea.

Eliminando manchas

Existe una infinidad de manchas que se pueden encontrar en colchones, desde marcas de sudor, orina, sangre, alimentos, e fin, sobre todo cuando se trata de niños, todo puede pasar.

Para tu suerte, en el mercado existen muchos limpiadores enzimáticos que son excelentes para combatir las manchas de cualquier tipo. Hay algunos especializados para mascotas, otros para ropa, y asi. La verdad es que cualquiera de estos te funcionará bien. Sólo tienes que seguir las instrucciones del producto de tu elección.

Otra forma de eliminar manchas es usar vinagre blanco. A continuación, te describiré el proceso:

  • En una cubeta añade medio litro de vinagre blanco destilado (ojo: el vinagre destilado no tiene un olor tan fuerte como el vinagre de cocina y es, incluso, más barato).
  • Añade media taza de bicarbonato de sodio y mezcla bien.
  • Con un trapo, unta la pasta de bicarbonato y vinagre sobre las zonas afectadas, también puedes irlo colocando sobre el resto del colchón en menor proporción. Talla con un cepillo suave en las partes más manchadas.
  • Déjalo reposar por lo menos media hora o hasta que se seque muy bien el vinagre.
  • Aspira los restos de bicarbonato seco del colchón y después limpia la superficie con un trapo ligeramente húmedo.
  • Repite si es necesario.

 

Con estos sencillos consejos, podrás tener un colchón fresco y limpio de manera muy fácil y con ingredientes que no son complicados para conseguir. Procura lavar el colchón por lo menos una vez al mes.