Doctora evaluando a chica enferma

Dile adiós a la tos con flemas

Aunque tener tos con flemas no es una afección potencialmente mortal, ciertamente puede afectar tu calidad de vida. ¡Averígua cómo aliviarla entrando aquí!

Aunque esta no es una afección potencialmente mortal, ciertamente puede afectar tu calidad de vida. Y si no se trata, puede provocar complicaciones adicionales.

Antes de dirigirte al médico, puedes aliviar la tos con vick, y también hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a aclarar tus síntomas en el hogar. Sigue leyendo para obtener más información sobre las diferentes opciones de tratamiento disponibles de la tos con flemas:

Tomar líquidos

Bebe muchos líquidos. Suena cliché, pero es probable que escuches este consejo tan a menudo porque funciona y no sólo para aliviar la tos con flemas, también para tu cutis, cuerpo e incluso, tu mente.

Los líquidos ayudan a diluir la mucosidad. Los líquidos calientes en particular pueden ayudar a eliminar la mucosidad en el pecho y la nariz. Esto puede aliviar la congestión, dándote un pequeño respiro de tus síntomas.

Usa un humidificador

Humidificador azul

El vapor también puede ayudar a aflojar la mucosidad y eliminar la congestión. Dependiendo de tus necesidades, puedes hacer tu propia sala de vapor o humidificador en casa.

También puede recoger un humidificador en tu farmacia local. Los humidificadores de vapor frío también son una opción. A menudo se prefieren en climas más cálidos donde el vapor puede no ser ideal.

Toma miel

Investigadores en uno estudio de 20016 encontró evidencia que sugiere que la miel de trigo sarraceno puede ser más efectiva que la medicación tradicional para aliviar la tos con flemas.

Puede comprar miel de trigo sarraceno en la mayoría de las tiendas naturistas y tiendas especializadas. Simplemente toma una cucharada cada hora como lo harías con cualquier medicamento para la tos. Sin embargo, no debes dar miel a niños menores de 1 año debido al riesgo de botulismo.

Usa aceites esenciales

Ciertos aceites esenciales pueden ayudar a aflojar la mucosidad en el pecho. El aceite de menta y el aceite de eucalipto también se usan como descongestionantes naturales.

Toma un descongestionante

Los descongestionantes están disponibles en forma de líquido, tableta o aerosol nasal en tu farmacia local. Sigue las instrucciones en el paquete. Un descongestionante puede acelerar tu ritmo cardíaco y hacer que sea más difícil conciliar el sueño. Puede que te resulte mejor tomarlo durante el día.

Tener tos con flemas es… ¡horrible! Pero, no te preocupes, hay solución. Consigue realizar algunos de estos tips para que te olvides de los malestares y descartar que hayas contraído grite y tos. 😉