lactancia y sus beneficios

Lactancia materna contra la fórmula

La lactancia materna o la alimentación con fórmula deben ser una elección que todas las madres deben considerar. Checa esto.

La lactancia materna o la alimentación con fórmula deben ser una elección que todas las madres puedan tomar por sí mismas, sin temor a ser juzgadas, avergonzadas o culpables por lo que decidan.

Los beneficios tan discutidos de la lactancia materna hacen que algunas madres sientan que es una necesidad absoluta, y eso es genial para ellas.

Pero también hay algunos beneficios asombrosos de la alimentación con fórmula, y no deben descartarse. Y el día de hoy te traigo este post donde te comparto algunos datos interesante sobre la lactancia materna para tu bebé.

Siente libertad

Las mamás ya han compartido sus cuerpos con sus bebés durante los nueve meses de embarazo. La alimentación con fórmula les devuelve a las madres algo de su independencia e incluso les quita algunas tensiones sobre qué comer y qué ponerse de acuerdo con qué esperar.

Es práctico

No más cargar con una bomba y toda su parte, no más buscar en la casa un sostén de bombeo, y no perder más tiempo conectado a él. Con la fórmula, solo necesitas un par de cucharadas, un poco de agua y una botella y estará listo para comenzar.

Tiene todo lo que tu bebé necesita

No tendrás que preocuparte por darle vitaminas adicionales a tu bebé cuando esté tomando fórmula, como los médicos a veces sugieren para bebés amamantados. La fórmula generalmente está fortificada con hierro y vitamina D.

Busca la mejor leche en polvo para tu hijo, ya que cada una tiene distintas vitaminas y probioticos, recuerda que no todos los pequeños son iguales, escoge la que mejor le convenga a tu bebé revisa bien los beneficios y componentes que pueden traer.

Sabes como hacer que suba de peso

Cuando un bebé tiene problemas para aumentar de peso al nacer y mientras se amamanta, la fórmula te ayuda a saber exactamente la cantidad de leche que necesita.

No importa si es intolerante a la lactosa

Si tu bebé tiene alergia a los lácteos o la soya, amamantar significa que debe seguir una dieta estricta. Para las madres que no pueden hacer eso, la fórmula puede salvarles la vida.

información de la lactancia

Permite que el bebé se vincule

La fórmula te permite compartir las tareas de alimentación con papás, abuelos, hermanos, amigos, etc. Puede ser un buen momento para establecer un vínculo.

Olvídate del dolor

Realmente hay algo que decir para no tener un bebé destrozando tus pezones una docena de veces al día. La lactancia realmente puede doler, ya sea porque tu bebé muerde o porque sus senos se hinchan dolorosamente.

Realmente disfrutarás poder dormir boca abajo sin preocuparte de despertar con el pecho en agonía una vez que le des fórmula a tu bebé.

Podrás comer lo que quieras

Sí, parece una razón egoísta para alimentar con fórmula. Pero poder tomar café o vino, o tomar medicamentos cuando tengas dolor o comer comida picante cuando quieras, te ayuda a recuperar el sentido de identidad después de tener un bebé.

Y esa cosa intangible, el sentido de quién eres una vez que tienes un hijo, es importante para tu felicidad y bienestar emocional. Y esas cosas son al menos tan importantes como la forma en que eliges alimentar a tu bebé.

No te preocupes al trabajar

Empacar la bomba, botellas, un refrigerador, una bolsa de hielo y un montón de otras cosas que necesitas para pasar el día te obligan a levantarte mucho antes de lo normal.

Es agotador y molesto, incluso con un gran apoyo de tu familia y tu lugar de trabajo. Para las madres que no pueden o no quieren lidiar con nada de eso, la alimentación con fórmula elimina una gran cantidad de problemas.

Una mamá feliz hace un bebé feliz

El viejo dicho es cierto. Entonces, has lo que sea mejor para ti y tu bebé, y no te preocupes por la culpa. Serás más feliz.

Aprovecha las promociones en el buen fin donde encontrarás muchos artículos para tu pequeño con increíbles descuentos en varios establecimientos.

El pecho es lo mejor. Lo hemos escuchado una y otra vez. Sin embargo, es tu decisión como alimentar a tu bebé. No olvides pedir ayuda de tu médico de confianza.