los niños y los trabalenguas

Para que sirven los trabalenguas

Los trabalenguas son breves textos cuya finalidad es que la persona que lo recite consiga pronunciarlo correctamente, sin errores en la pronunciación. Por eso, “traba” la lengua de aquella persona que lo quiera expresar.

Los trabalenguas suelen utilizarse como un juego, de manera que gana aquella persona que consiga recitar el trabalenguas de una manera clara, rápida y sin errores.

La dificultad del trabalenguas radica principalmente en la presencia de rimas y alteraciones a partir del uso de fonemas que resultan muy parecidos. Suelen ser juegos de palabras que combinan fonemas similares, creando así alteraciones y rimas.

Por este motivo les resulta tan divertido a los niños, su dificultad para recitarlo hace que sea un juego muy entretenido para ellos, por eso ellos mismos son los principales receptores.

Los trabalenguas tienen diversos beneficios

A simple vista, los trabalenguas parecen muy divertidos y entretenidos, sobre todo para los más pequeños. Pero detrás de todo esto hay muchos beneficios que no te paras a pensar a la hora de recitar o escuchar alguno de ellos.

Los trabalenguas favorecen la fluidez lectora, por eso es tan bueno jugar con los niños mediante los mismos. Cuánto más rápido aprendan a recitarlos, mayor será la fluidez que tengan tanto a la hora de hablar como a la hora de leer.

Además, no solo favorece la fluidez lectora, sino que también mejora la velocidad y las pausas de la lectura, lo que hace que el niño adquiera conocimientos más rápidamente tanto de lectura como de vocabulario.

El hecho de querer recitar el trabalenguas perfectamente y sin errores hace que la persona que lo vaya a intentar decir se supere a sí misma en cada intento. Por este motivo, los trabalenguas son una perfecta herramienta para competir contra uno mismo y querer superarse cada día.

Las funciones educativas del trabalenguas

Los trabalenguas también son muy útiles en los niños por muchos motivos. En primer lugar, de recitarlos una y otra vez hace que se mejore considerablemente la memorización, ayudando así a superar algunas materias del colegio que requieran la memorización de los contenidos.

Además, fomentan la imaginación y la creatividad del niño, porque intentan crear sus propios trabalenguas o cambiar algunas palabras por otras para complicar o facilitar la recitación de este.

Los niños se ríen y se divierten inventándolos y además hace que se refuercen las relaciones con sus iguales, pues jugarán todos juntos a intentar recitarlo sin errores.

trabalenguas y los niños

Checa esto

Los trabalenguas intervienen indirectamente en la enseñanza de los conocimientos básicos del niño, sobre todo si nos centramos en la asignatura de “lengua” que se imparte en los centros educativos.

Aspectos como la fluidez en el habla, la memorización, el aumento del vocabulario mencionados anteriormente. La imaginación y la creatividad ayudan al niño a interiorizar de una manera divertida algunos contenidos de esta asignatura.

Así, los trabalenguas hacen que los niños ejerciten el lenguaje, la memoria y la vocalización. Existen medicamentos que te ayudan a la mejora de la memoria en niños descarga nuestra app de San Pablo Farmacia y descúbrelos.

En la memoria, los niños deberán aprenderse el trabalenguas para poder recitarlo perfectamente. En la vocalización, los niños tendrán que hacer un esfuerzo para poder decir el trabalenguas sin cometer ningún error.

Este aprendizaje lo harán sin darse cuenta y se divertirán mucho durante el mismo. Además, hace que los niños muestren interés por la lengua, lo que hace que en un futuro puedan hablar fácilmente con propiedad.

Del mismo modo, los juegos de trabalenguas pueden servir como terapia. Pues ayuda a los niños a usar una correcta pronunciación cuando tienen problemas para pronunciar determinadas letras o palabras concretas.

¿Cómo trabajar con los trabalenguas?

Para que todos puedan adquirir los beneficios del trabalenguas, es importante saber trabajar con ellos de una manera divertida.

Puedes también trabajarlos con música. Cantando una canción para hacer que la lengua no se trabe constantemente y a la vez estén memorizando la letra de esta.

También se puede jugar con palmas de las manos, saltando a la comba, haciendo concursos para ver qué persona consigue recitarlo mejor…

Hay que tener en cuenta que el uso de los trabalenguas entre los niños hace que se fomenten las relaciones entre los iguales y se adquieran a la vez multitud de habilidades sociales.

Además, los trabalenguas hacen que los niños sean capaces de reírse de sí mismos. Cuando se equivocan en recitarlo, algo que mejorará notoriamente su autoestima y su aceptación a la hora de cometer un error. Cuida y protege a tu hijo para que siga aprendiendo de muchas cosas.