mejorar-desempeño-escolar

Fomenta un desempeño escolar, excepcional

El desempeño escolar es una de las preocupaciones más comunes en las familias mexicanas, y no es tarea fácil enfrentarse a las adversidades escolares, en torno a este tema existen varias interrogantes, entre ellas.

¿Cómo fomentar un un buen desempeño escolar?

Existen factores que determinan el rendimiento acádemico en los niños y los podemos clasificar de la siguiente forma:

  • Personales: motivación, intereses, bienestar emocional, dificultades para aprender.
  • Sociales: nos referimos principalmente a la familia y a los sucesos que pasan alrededor del niño; mudanzas, separaciones, cambios de escuela, fallecimiento de un ser querido, etc…
  • Escolares: relaciones con los compañeros y profesores.
niños sonrientes por desempeño escolar

Consejos para mejorar el rendimiento escolar

  • Indagar la causa: para ello, debemos ser observadores y prestar atención al pequeño y conocer su manera de aprender, si existen dudas, siempre será buena idea, consultar a un especialista y fomentar los factores que le ayuden a un buen rendimiento.
  • Crea rutinas de estudio: esto contribuirá a un mejor desarrollo, establece un horario y un espacio fijo para realizar las tareas escolares.
  • Edúcalos para desarrollar su responsabilidad y capacidad de esfuerzo: obtener buenas notas requiere esfuerzo, así que es importante que desde pequeños fomentemos el esfuerzo
  • Muéstrale diferentes técnicas de estudio: con la finalidad de sintetizar la información (subrayado, resumen, mapas conceptuales, esquemas).
  • Averigua que puede provocar su falta de interés: platica con él y ayúdale a ver la importancia de sus estudios.

Adicional, puedes realizar otras actividades que fortalezcan la unidad de la familia, darle a conocer que no solo te interesan sus calificaciones, sino su bienestar emocional y físico, una de las sorpresas que pueden fortalecer este vínculo es procurándolo en su cuidado personal, en el lunch que le preparas todas las mañanas.

Considera snacks como almendras, nueces, arándanos en su día a día, ya que, además de ser ricos en vitaminas y minerales, los arándanos son ricos en antioxidantes, que ayudarán a regenerar sus células y actividad cerebral.