compartir habitos saludables en familia

Cómo inspirar hábitos saludables en nuestros hijos

Inspirar hábitos saludables desde la infancia, puede ser una tarea titánica, ya que los niños aún no comprenden bien el concepto de salud y puede que nuestras explicaciones les interesen poco.

De ahí, la importancia de predicar con el ejemplo, a continuación te dejaremos algunas pautas para que inicies con esta labor y te sea más sencillo lograr un ambiente de hábitos saludables.

Prefiere una dieta variada
Los niños necesitan una gran cantidad de nutrientes para mantener equilibrada su alimentación y con ello, lograr su óptimo desarrollo, de ahí la importancia de guiarnos con una piramide nutricional; esto incluye:

  • Comer al menos 5 raciones de frutas y verduras al día
  • Proteína entre 2 y 3 veces por semana
  • 5 raciones de carbohidratos

Sabemos que pocos niños soportan las verduras y el pescado, pero es importante animarles a que prueben cosas nuevas; que no lo vean por el lado de la nutrición, sino por el lado de nuevos sabores.

lograr hábitos saludables en familia

Otra manera de crear hábitos saludables es haciendo platos más atractivos y divertidos, por ejemplo con algunos alimentos formar caras o figuras, algo que les guste y con esto es posible que logres que poco a poco le encuentren el gusto a las verduras y así poder ir aumentando el consumo de estas.

Los dulces, aunque no tienen gran valor nutricional, debes tomar en cuenta que también les ayuda a experimentar nuevos sabores, así que puedes ofrecerlos ocasionalmente; de preferencia después de haber comido.

En el caso de las bebidas, siempre es importante tomar agua simple, evitar refrescos o bebidas azucaradas, los juegos son una opción, pero es importante no abusar de ellos, por la cantidad de azúcar que contienen.

Hábitos saludables en la comida

Es importante respetar los horarios de la comida, en especial de los niños, de preferencia que acostumbren a realizar 5 comidas, las básicas (desayuno, comida, cena) y dos colaciones. Comer entre comidas no debe ser una opción y menos comida chatarra que les quite el hambre de las comidas importantes.

Comer en familia: este debe o puede ser el momento propicio y favorito del día, reunirlos todos a la mesa; compartir su día y que eso lo relacionen con la felicidad que genera comer.

Es importante que los niños coman, porque tienen hambre no porque “ya sea hora” es posible que se aburran y tampoco hay que obligarlos a terminar el plato, ya que solo los estaríamos incitando a comer por comer, lo cual en el futuro puede contribuir a sobrepeso.

Fomenta practicar algún deporte
Considera siempre su opinión, nunca los incribas en algo que no están convencidos, porque seguro lo acabarán dejando, el deporte tiene que ser algo que los apasione.

Actividades recreativas en familia
Como padres somos responsables de proteger su salud, y hacer deporte en familia es una opción para fomentar hábitos saludables, en caso de que a tu hijo no le gusten los deportes, puedes fomentar alguna actividad física, como ir al parque, pasear al perro, patinar juntos, andar en bici.

Hay una gran cantidad de actividades que pueden compartir, y todo esto hará recuerdos memorables que tus hijos agradecerán.
Incluso caminar es una alternativa, cuando no se puede hacer deporte.

Menos televisión
El tiempo en el televisor debe limitar a dos horas diarias máximo, es importante fomentar actividades lúdicas, como leer, tocar algún instrumento, para fomentar su creatividad.

Los hijos por lo regular son imitadores de nuestros actos, así que si tú no pones un ejemplo similar no esperes que ellos lo hagan por cuenta propia.