dile adiós a la conjuntivitis

¿Problemas con la conjuntivitis?

Te contamos qué es la conjuntivitis (bacteriana, vírica, alérgica,…), cómo tratarla, cómo curarse, solo quédate en este post.

Te contamos qué es la conjuntivitis (bacteriana, vírica, alérgica,…), cómo tratarla, cómo curarse solo quédate en este post y continua leyendo:

¿Qué es la conjuntivitis?

Se llama conjuntivitis a la hinchazón o a la inflamación de la membrana delgada que recubre el interior de los párpados y de la parte blanca de los ojos, es decir, del área de los ojos.

En la membrana hay unos vasos sanguíneos que son los encargados de producir aceites y mucosa para que el ojo esté protegido y esté húmedo.

Hay veces que esa conjuntiva, donde están los vasos sanguíneos, se inflama y se hincha y es lo que da el color rojo visible al ojo y lo que conocemos como conjuntivitis.

Cómo prevenir la conjuntivitis

Lavarse las manos es esencial

Para todas las enfermedades es muy importante recordar que las manos son gran portadoras de bacterias. Con ellas lo tocamos todo durante nuestro día a día y a veces no somos conscientes de la cantidad de cosas que hemos llegado a tocar.

Por eso, deberemos lavarnos las manos de forma regular, sobre todo antes de comer y después de haber estado en contacto con productos de limpieza, animales o superficies que puedan tocar muchas personas, como el transporte público o las colchonetas o material del gimnasio.

Debes deshacerte de todos aquellos productos y objetos que estén en contacto directo con el rostro, como las toallas, servilletas, esponjas de baño, etcétera.

Así que si buscas como evitar la conjuntivitis estos objetos pueden ser portadores de la enfermedad si han sido utilizados por la persona contagiada, por lo que lo mejor será que no los compartáis al menos hasta que sus ojos vuelvan a estar sanos y todos ellos hayan sido desinfectados como es debido.

porque te da conjuntivitis

Tratamientos para la conjuntivitis

Para tratar la conjuntivitis hay muchos tratamientos médicos que puedes comprar en una farmacia con servicio a domicilio, pero también hay muchos remedios caseros para curar la inflamación y aliviar los síntomas. Algunos de estos remedios caseros son:

La manzanilla

La manzanilla es uno de los remedios caseros más efectivos, ya que funciona muy bien como colirio natural.

Este producto tiene muchas propiedades antisépticas y antiinflamatorias y también ácidos cafeico y linoleico que son adecuados para tratar la conjuntivitis.

Lo más recomendable es preparar una infusión de manzanilla. En agua casi hirviendo echa unas hojas secas de manzanilla y déjalo enfriar.

Después, moja un paño seco y limpio en esa agua tibia y aplicarlo sobre los ojos. Puedes lavar los ojos o simplemente apoyar el paño.

El pepino

El pepino tiene muchas propiedades y muchas relacionadas con la belleza. Entre ellas, está que calma y relaja los ojos cansados y también el enrojecimiento.

A demás es rico en vitamina E, en aceites y en agua. En general, es otro de los remedios caseros para evitar la conjuntivitis.

Lo más sencillo es cortar un pepino en rodajas y colocarlas sobre los ojos en torno a 10 o 15 minutos. Esto causará una bajada de la hinchazón en los ojos. Las rajas de pepino deben colocarse nada más ser cortadas para que no pierda propiedades.

La patata

La patata, como el pepino, puede ser otro de los remedios naturales porque pueda ayudar a reducir la inflamación. También tendrás que aplicar una rodaja de patata cruda sobre los ojos en los que tengas conjuntivitis.

El té verde

El té verde es muy reconocido por sus propiedades curativas en cuanto a bebidas. Entre sus propiedades medicinales, está la de curar las afecciones oculares, relacionadas con la vista.

Y entre ellas están los ojos cansados, los orzuelos, ojeras y también la conjuntivitis. La forma aplicarlo es con compresas húmedas en té verde.

Así que el procedimiento es hacer el té como lo harías normalmente para después colarlo y poder mojar las compresas.

Otra opción, es aplicar directamente las bolsas de té utilizadas para prepararlo directamente sobre los ojos. Al cabo de los minutos notarás la zona más relajada y los párpados más aliviados.