cabello rubio

6 tips para evitar que tu cabello rubio se vuelva amarillo

Después de teñir tu cabello rubio, el primer pensamiento que te viene a la mente es lo bien que se ve, seguido de una gran aprensión de que tu nuevo color pueda volverse cobrizo. Sin embargo, existen muchos factores, como el lavado excesivo, la acumulación de producto y la exposición al sol, que pueden causar rápidamente coloración amarillenta y opacidad.

Los tonos amarillentos surgen comúnmente en el cabello oscuro que se tiñe de rubio o platino, pero también puede ocurrir en el cabello que se aclara a marrón o con mechas.

Hay algunas formas de evitar que tu cabello adquiera esta tonalidad, sigue leyendo para aprender cómo.

1. Protege tu pelo del sol

El daño solar puede tener un impacto masivo en tu cabello, acelerando la oxidación haciendo que el nuevo color rubio se aclare en varios tonos y, lo que es peor, que se vuelva amarillento o incluso cobrizo. Las castañas y las pelirrojas también deben tener cuidado, ya que lo más probable es que se desvanezcan a cobrizos sin protección UV.

Si planeas salir al sol, cubre tu cabello con un sombrero, un paraguas o una bufanda, ya que la luz del sol genera el color para aclararse o desvanecerse.

También puedes optar por aplicar productos nutritivos que protegen muy bien de los rayos UV, las herramientas de calor y la humedad, sin apelmazar el cabello y lo dejan con una sensación suave, limpia y sedosa.

2. Evita el uso de productos que contengan aceite de argán

El aceite de argán ha ido ganando popularidad en estos días y ha recibido críticas muy favorables sobre sus propiedades acondicionadoras. Aunque se sabe que el aceite de argán repara, hidrata y suaviza las hebras secas, es mejor usarlo con cuidado, especialmente con el cabello rubio.

Los productos que están infundidos con aceite de argán tienden a tener una coloración anaranjada, por lo que cuando aplicas productos con este aceite en tu cabello rubio, puede que incluyas un color en tu melena que ciertamente no quieres tener.

Por esa razón, lo mejor es elegir productos blancos o transparentes para evitar que tu rubio se manche.

3. Mantén tu pelo acondicionado

Puede parecer básico y sencillo, pero cuanto más saludables, flexibles y suaves sean tus mechones, es menos probable que el color de tu cabello cambie o se desvanezca. Puedes lograrlo mediante el uso de productos nutritivos.

Independientemente del tipo de color de cabello que tengas un acondicionador o tratamiento en mascarilla especializado para cabello procesado te ayudará a cerrar con fuerza todas las cutículas del cabello sin cubrir el tallo del cabello, por lo que el cabello no se sentirá pesado.

4. Cambia a productos para cabello rubio

Teñir tu pelo puede hacerlo más permeable, lo que hace que absorba y libere humedad más fácilmente. El proceso también provoca la pérdida de moléculas de color cada vez que el cabello se moja. Ya sea que tengas un rubio oscuro, platino o incluso uno amielado, el cabello teñido necesita de mucha atención si quieres que tu color luzca perfecto por mucho tiempo.

Elije el mejor shampoo matizador que neutralizará los tonos amarillos cobrizos. El uso de productos que son buenos para el cabello teñido puede prolongar la vida de tu melena.

5. Usa un filtro de ducha

Usar agua de la regadera para lavar tu pelo puede hacer que el cabello rubio se vuelva amarillo, ya que tiene una mayor cantidad de metales y minerales. Para ello, puedes instalar un sistema de filtrado en el suministro de agua de tu hogar para eliminar los contaminantes del agua del grifo.

Sin embargo, instalar o renovar el sistema requiere un poco de mantenimiento. En su lugar, puedes inclinarte por comprar un shampoo detox y aplicarlo una vez al mes para mantener tus fibras capilares sanas y con una coloración impecable.

6. Aplica protector de calor

Cuando expones tu cabello al calor durante el peinado, puede provocar que se dañe y el color se desvanezca. No obstante, el uso de herramientas de calor no siempre se puede evitar. Sé inteligente acerca de cómo utiliza tus herramientas de calor y aplica un protector térmico para ayudar a prevenir el daño.