shampoo profesional

La verdad de usar un shampoo profesional con siliconas

Seamos realistas, a menos que seas la Madre Teresa del cuidado del cabello y utilices el mejor shampoo profesional del mundo para cuidar tu cabellera, básicamente nuestras hebras se desgastan a diario.

Y solo estamos hablando de luchar contra los elementos regulares del día a día (sol, viento, esa bestia conocida como invierno), sin tomar en cuenta los tintes que nos encantan.

Entonces, dado el abuso diario constante y predominantemente inevitable, es hora de ponerse manos a la obra y ponerle más atención al cuidado de nuestro cabello.

El primer paso sería deshacernos de todos los productos cuyos ingredientes dañen nuestra cabellera después de un uso constante.

¿El culpable número uno? Silicona (o eso hemos escuchado), el polímero plástico utilizado en todo, desde acondicionador hasta artículos domésticos.

No suena muy bien, ¿verdad? Sin embargo, dada la inclusión popular de la silicona en el cuidado del cabello, pensamos en hablarte con la verdad sobre lo que realmente le está haciendo a nuestras trenzas y dejar en tus manos la decisión de seguir o no utilizando un shampoo profesional, acondicionador o protector térmico con silicona

Lo básico

Es un ingrediente eficaz comúnmente utilizado en productos para el cuidado del cabello. Proporciona brillo, puede ayudar a suavizar y alisar el cabello, y le da una sensación lujosa y acondicionada.

Las siliconas son una gran clase de materiales, no un solo artículo. Por lo general, se pueden reconocer por nombres que terminan en ‘cono’. En el cuidado del cabello, se utilizan principalmente para lubricar/acondicionar y para alguno que otro shampoo profesional que añada brillo.

Los aspectos positivos

Los efectos positivos de la silicona en el cuidado del cabello son muchos.

Comenzando con el hecho de que la silicona en realidad puede hacer que el cabello seco y dañado se vea y se sienta saludable al rellenar la porosidad, por lo que el encrespamiento y puntas abiertas se reduzcan.

La silicona en un shampoo profesional también protege el cabello de los elementos naturales, manteniéndolo liso y brillante al ‘impermeabilizar’ cada mechón.

Además, le da al cabello una sensación resbaladiza cuando está mojado debido a su recubrimiento hidrófobo, que es codiciado en el mundo del cepillado y secado por pistola de aire.

Los aspectos negativos

La silicona es casi como el caucho y/o el plástico.

Se utiliza como sellador contra el agua e incluso el aire. No es un ingrediente natural, y sus efectos secundarios son malos para nuestro cabello.

Le da la ilusión de brillo, pero no es el brillo que queremos, es un brillo falso del plástico. El brillo que queremos es cuando la capa de la cutícula está sellada y la luz se refleja en el cabello.

Esto solo sucede cuando el cabello está adecuadamente hidratado y se mantiene lo más saludable posible gracias a productos con ingredientes naturales que van desde un shampoo profesional, hasta acondicionadores, sérums y mascarillas.

La silicona hace que el cabello se vea pesado, sin vida y, con el tiempo, muy opaco. Evita que la humedad penetre en el tallo del cabello y se convierte en un imán para la suciedad y otros ingredientes.

Así que, en esencia, obtenemos un buen brillo durante un par de días, pero con el tiempo atraerá más acumulación de polvo en nuestra cabeza.

Con el tiempo, secará el cabello porque no permitirá la entrada del acondicionador y termina sentado en la superficie. Debido a la falta de humedad, el cabello se volverá muy quebradizo y podría provocar encrespamiento y rotura”.

Al conocer todo el paradigma, ¿seguirás utilizando productos para el cuidado capilar a base de siliconas? O ¿Prefieres probar opciones más naturales?