Chico con energía

Tips de cómo tener más energía en tu día

Afortunadamente, algunos cambios en tu rutina pueden ayudarte a tener más energía. ¿Te interesa aprovechar tu día? ¡Entra aquí para conocer más!

¿Quieres aprovechar más el día? Al salir del trabajo, te gustaría ir al gimnasio, quedar con amigos, cocinar tus platos favoritos o, incluso, hacer tareas del hogar, pero el cansancio te vence y no sabes cómo tener más energía, ¿verdad?

Los motivos por los que puedes sentir tanto cansancio pueden ser muy diversos, pero sin duda los malos hábitos (y la falta de buenos) pueden tener mucho que ver. Afortunadamente, algunos cambios en tu rutina pueden ayudarte a tener más energía.

A continuación, te damos algunos consejos:

Hábitos alimentarios

Comida saludable en una mesa

Comer de manera saludable es muy importante para tener la energía necesaria con la que afrontar el día a día. La base de una dieta saludable siempre deben ser vegetales, la mayor fuente de vitaminas, minerales y fibra.

Frutas, verduras y alimentos como los cereales, las legumbres, los tubérculos, el aceite de oliva virgen extra y los frutos secos son recomendables para seguir una dieta completa que incluya todos los nutrientes que necesita el organismo, y puedes hacer el súper en línea de todos estos alimentos.

La carne, el pescado y los huevos aportan proteínas, aunque no son alimentos imprescindibles. La prueba está en las dietas vegetarianas estrictas; si están bien planificadas, son completas y equilibradas sin necesidad de incluir alimentos de origen animal.

Descanso

No dormir las horas suficientes puede ser la primera razón por la que sientes tanto cansancio. Es necesario dormir entre 6 y 8 horas cada día para sentirte bien y con energía.

Aunque no solo importa la cantidad de horas dormidas, sino que también la calidad del sueño; por eso puede ayudarte ir a dormir a la misma hora cada día y tener una rutina de sueño.

Por otra parte, la luz tiene mucho que ver con la conciliación del sueño. La melatonina es la encargada de indicarle al cuerpo que es la hora de irse a la cama, pero puede verse afectada por las luces brillantes.

Por ello, baja las luces una hora antes de irte a la cama y disminuye la intensidad de la luz para que tu cuerpo produzca la melatonina necesaria para irte a dormir a la que hora que necesitas hacerlo.

Organización

Trata de dedicar un poco de tiempo durante la semana a organizar y planificar la siguiente. No se trata de intentar controlarlo todo, sino de tener una guía que te ayude a gestionar tu tiempo y estrés.

Por ejemplo, planifica qué vas a comer, puedes ayudarte de un menú semanal vegetariano e incluso puedes dejar algunas comidas preparadas. También es buena idea planificar tiempos de relajación, esto para que no generes niveles altos de estrés.

Buena postura

Mujer mejorando su postura

Una mala postura no solo genera fatiga, sino que puede llegar a desencadenar dolores crónicos. Además, tu cuerpo necesitará gastar más energía si no tiene una buena postura. Si tu trabajo implica estar sentado muchas horas:

  • Mantén la cabeza derecha sin inclinarla hacia arriba o hacia abajo.
  • Mantén los hombros relajados y hacia atrás.
  • Mantén las rodillas más abajo que las caderas.
  • Mantén tus pies apoyados completamente en el suelo.
  • Usa las manos sin apoyarte en los brazos.

No obstante, procura no estar mucho tiempo sentado, pues esta postura fomenta la sensación de cansancio y pereza. Recarga tu nivel de energía cada 30 o 60 minutos caminando un poco y haz algunos ejercicios.

Ejercicio físico

¡Practica deporte! Puedes pensar que hacer ejercicio reduce tu energía, pero lo cierto es que libera endorfinas, las hormonas que te recargan. Escoge la actividad física que más te guste y practícala regularmente: fitness en casa, running, natación, entrenamiento en el gimnasio, pilates… ¡Notarás la diferencia!

También te aconsejamos que complementes con una buena alimentación y con tabletas de centrum performance, las cuáles son pastillas multivitamínicas

Desconecta y disfruta

Los seres humanos somos seres sociales que necesitan estar en contacto con otras personas regularmente para mantener la salud y los niveles de energía, así que apaga el móvil y sal con los amigos.  ¡Y ríete! La risa es una gran medicina para el agotamiento, así que asegúrate de reír con regularidad para mantener un buen estado de ánimo.

Haz también algo que te apasione y que te llene de energía. ¿Te gusta pintar, dibujar, hacer fotos, escribir? Si aún no has descubierto lo que te apasiona, prueba diferentes actividades hasta encontrarlo.

En cuanto a estos consejos, no es necesario que los pongas en práctica todos a la vez, prueba algunos, valora cómo te sientes tras incorporarlos a tu rutina diaria y, por qué no, puedes ir variando. En definitiva, son hábitos saludables que te ayudan a tener más energía y a estar más activo en el día a día.