El clásico cóctel de tequila 

El clásico cóctel de tequila 

En la década de 1970, la margarita superó al martini como el cóctel estadounidense más popular. Es posible que esta hazaña extraordinaria no hubiera sido posible sin la invención de la licuadora, el tequila y el ingenio de un joven empresario de Dallas.

Quédate a leer esta información muy interesante que podrá develar un poco acerca de la historia de esta bebida, la cual está disponible en muchos lugares; cuando busques algún restaurante cerca de mí, no olvides solicitar una margarita o una cerveza. Recuerda ocupar tus puntos acumulados en tu programa de lealtad. ¡Puedes invitar a toda la familia!

margarita hecha con tequila

La historia de la margarita, un clásico de tequila

La historia comienza en 1938 cuando Fred Waring, el inventor original de la licuadora, le presentó el nuevo y moderno electrodoméstico a Mabel Stegner, una famosa autora y economista del hogar. 

En su libro de 1952, Electric Blender Recipes, Stegner incluyó una receta para un daiquiri de fresa licuado. Esta era bebida fangosa que se convertiría en el creador de todos los cócteles licuados.

En 1956, el Libro de bebidas de Esquire incluía una pequeña sección sobre bebidas mezcladas congeladas.

 ¡Viva Tequila!

En su excelente libro ¡Viva Tequila!, la autora Lucinda Hutson explica que, durante la moda del daiquiri de la década de 1950, los cantineros mexicanos sustituyeron el ron por tequila y agregaron frutas tropicales, mezclando la mezcla hasta obtener un helado frappe.

Los daiquiris afrutados todavía se encuentran en el México moderno, especialmente en los centros turísticos costeros y establecimientos frecuentados por turistas. 

Pero el ascenso de la margarita congelada al estado icónico tuvo que esperar hasta 1971, cuando un restaurador de Dallas llamado Mariano Martínez Jr. comenzó a servir margaritas mezcladas según la receta de su padre en su restaurante.

El comienzo de una bebida legendaria

Gracias a su popularidad, Martínez estaba sirviendo más de 200 por noche en una sola licuadora; la bebida era complicada de preparar y los cantineros simplemente no podían cumplir con los pedidos.

Después de una noche de insomnio tratando de encontrar una solución, Martínez, exhausto, entró en una tienda de conveniencia para tomar un café. De repente vio una máquina que podía premezclar la margarita y servirla en su restaurante.

Pero la corporación de tiendas de conveniencia no le vendería una máquina. Sin inmutarse, solicitó la ayuda de un amigo, un químico llamado John Hogan, para reelaborar la receta para que alcanzara la consistencia adecuada (claro, con tequila incluido).

Adaptaron una máquina de helado suave para dispensar el cóctel recién perfeccionado y el 11 de mayo de 1971 nació la margarita congelada como la conocemos. El resto, como ellos dicen, es historia.

El cóctel hizo que el restaurante de Martínez fuera un éxito total, y pronto los restaurantes y bares de todo el país tenían sus propias máquinas de margaritas, que ahora son equipos de barra estándar.

Las margaritas son algo más que una bebida hecha con tequila

Hoy en día, las margaritas congeladas vienen en una variedad de sabores. Puedes probar la que está hecha con fresa y mango. Incluso existen variaciones exóticas como la cremosa margarita de aguacate.

No obstante, ten cuidado con las margaritas congeladas producidas en masa hechas con mezclas comerciales y tequila baratoPueden ser demasiado dulces, con un sabor artificial. 

Ya sea con hielo, puro o congelado, el jugo de lima fresco y el tequila de buena calidad marcan la diferencia cuando se trata del cóctel más popular de Estados Unidos con orígenes mexicanos.