Pesto alla Genovese: Historia y receta

Pesto alla Genovese: Historia y receta

El nombre solo recuerda no solo sus orígenes sino también su preparación. Estamos hablando del famoso Pesto alla Genovese. Recibe el nombre de pesto, ya que su proceso de elaboración incluye pestare (machacar) todos los ingredientes en un mortero. Y alla Genovese, según cuenta la historia, hizo su primera aparición en la ciudad de Génova.

En este blog conoceremos más sobre esta salsa italiana que suele servirse con pastas. La comida italiana es deliciosa, después de conocer esta historia, tendrás el antojo de degustar un platillo hecho con pesto o tu comida italiana favorita. Asegúrate de consentirte con tus platillos favoritos cuanto antes, facilita tus antojos ordenando en línea.

Historia del pesto alla Genovese

Viajamos a la Edad Media cuando la población rica de la región de Liguria solía enriquecer sus comidas con especias. La gente pobre recogía hierbas aromáticas para hacer que sus sopas fueran más sabrosas. De ahí viene la creencia común que el Pesto proviene de la pasión por las hierbas

La primera aparición de esta especialidad tal como la conocemos se remonta al siglo XVIII cuando Giovanni Battista Ratto reportó la receta en su libro de cocina La Cuciniera Genovese. Sin embargo, el chef se inspiró en otra salsa, la aggiada: una salsa a base de ajo que también se prepara con un mortero y se utiliza para la conservación de alimentos.

El consumo de ajo y sus derivados de alta concentración era muy popular entre los tripulantes de los barcos de la época. Debido a sus supuestos beneficios médicos, nunca podía faltar a bordo. El Pesto contiene ajo como uno de sus ingredientes principales. Y ha alcanzado una gran popularidad en el mundo también gracias a las tripulaciones de los barcos mercantes o de pasajeros que zarpaban del puerto de Génova hacia destinos lejanos.

Mortero con pesto cepital

La receta original de “Pesto alla Genovese”

Hay un par de consejos y trucos que quizás quieras saber antes de comenzar la preparación. Recuerda nunca lavar las hojas de albahaca. Deben estar secos para mantener el color verde brillante del pesto, así que usa un paño de cocina en su lugar. Exclusivamente esta salsa usa queso parmesano debido a la excelente armonía que se crea al combina ambos elementos.

Si usas un procesador de alimentos en lugar de un mortero o molcajete, trabaja rápido. La exposición prolongada al aire y al calor producido por las cuchillas puede causar oxidación y cambiar el sabor del producto final.

Ingredientes del pesto alla Genovese:

  • 50 g de albahaca genovesa, hojas pequeñas
  • ½  taza de aceite de oliva virgen extra
  • 6 cucharadas de queso parmesano rallado
  • 2 dientes de ajo pelados
  • 1 cucharada de piñones (o nueces)
  • una pizca de sal gruesa

Instrucciones:

  1. Prepara tu mortero/molcajete. Limpia las hojas de albahaca con un trapo limpio. 
  2. Tritura el ajo y una pizca de sal hasta obtener una pasta suave. Añade los piñones y vuelve a triturar. La pasta debe estar suave antes de pasar al siguiente paso.
  3. Agrega poco a poco las hojas de albahaca. En lugar de triturarlos, mueve el mortero girándolo suavemente contra los lados del mortero hasta que formen un puré y comiencen a liberar el aroma.
  4. Ahora, agrega los quesos a la mezcla. 
  5. Vierte el aceite de oliva, poco a poco, para que el pesto quede compacto pero no líquido, y vuelve a mezclar. 
  6. Sirve inmediatamente con tu pasta favorita.