Alitas de pollo al horno

Cómo hacer alitas de pollo crujientes al horno

Las alitas de pollo búfalo crujientes son fáciles de hacer en casa. Además, con este método, puedes omitir el aceite y la freidora. Aprende a hacer increíbles alitas de pollo al horno que compiten con las de tus restaurantes favoritos.

¿Eres amante de las alitas de pollo? A muchos de nosotros nos encantan las alitas picantes, pero lo último que queremos hacer en casa es sacar una freidora. Es por eso que somos tan grandes admiradores de esta receta fácil de alitas de pollo al horno.

Considera que al eliminar la freída de las piezas de pollo, el sabor cambia ligeramente. También puedes evitarte la labor de cocinar como te gusta, ordena alitas a domicilio. Al buscar en línea encontrarás grandes opciones que saciarán tu antojo y el trabajo.

Sin embargo, intentar preparar tu comida favorita siempre es divertido. Nuestra receta garantiza unas alitas de pollo crujientes y deliciosas. Son perfectas para servir a una multitud. Esta receta te permite hacer grandes lotes de alitas con poco trabajo de tu parte.

A continuación, compartimos cómo hacer alitas de pollo. También tenemos una receta rápida para nuestro aderezo para mojar con queso azul.

Ingredientes para hacer alitas de pollo crujientes

  • Spray para cocinar
  • 1 kilo de alitas de pollo
  • ½ cucharadita de sal, o más al gusto
  • ⅓ taza de harina de trigo
  • 4 cucharaditas de mantequilla sin sal
  • ⅓ taza de salsa picante
  • ½ cucharadita de ajo en polvo
  • ¼ de cucharadita de pimienta de cayena
  • 2 tallos de apio
  • 2 zanahorias

Direcciones

  1. Precalienta el horno a 220° C (425°F). Cubre una bandeja para hornear con papel de aluminio y cubre con aceite en aerosol.
  2. Seca las alitas de pollo con toallas de papel. Sazona con sal. Coloca la harina en un plato poco profundo y baña las alitas. Colócalas en la bandeja para hornear.
  3. Hornea hasta que estén bien doraditas, durante 40 a 45 minutos.
  4. Mientras las alitas se hornean, puedes preparar una salsa búfalo casera muy sencilla ocupando 4 cucharaditas de mantequilla sin sal, ⅓  taza de salsa picante como Valentina, ½  cucharadita de ajo en polvo y ¼ de cucharadita de pimienta de cayena.
  5. Retira del horno y colócalas en un tazón grande para mezclar. Vierte la salsa y revuelve hasta cubrir uniformemente. Sirve con apio y zanahorias.