Datos que no conocías del caldo tlalpeño

Datos que no conocías del caldo tlalpeño

Una de las sopas más famosas de México es el caldo tlalpeño. Es uno de los favoritos de muchos amantes de la comida en temporada de frío o lluvia. Se compone principalmente de pollo, garbanzos, zanahoria, calabacín, chayote, cebolla, ajo o tomate y caldo de pollo, que luego se sazona con epazote y chile chipotle. No podemos olvidar en esta receta el muy querido aguacate, junto con queso rallado y limón.

No hay nadada más reconfortante que comer este caldo. Descubre todas las opciones que puedes encontrar en los diferentes servicios de comida cerca de mí en tu ciudad o estado y disfruta de este platillo.

Breve historia del tradicional caldo tlalpeño

La cocina mexicana tiene una historia cercana a los 9 mil años de existencia. Algunos historiadores mencionan que el caldo tlalpeño se creó durante la época de los aztecas. Otros dicen que comenzó a principios de 1900 cuando los tranvías pasaban por la delegación más grande del Distrito Federal de la Ciudad de México, Tlalpan.

Había muchos vendedores ambulantes que solo hacían aperitivos, excepto una señora que hacía sopa de pollo. Primero se llamó sopa Tlalpan y luego obtuvo el nombre con el que le conocemos actualmente, Tlalpeño.

Una de las teorías más reconocidas de este platillo mexicano

Otra teoría es que el dictador Antonio López de Santa Ana estaba celebrando con demasiada fuerza las fiestas patronales de San Agustín de las Cuevas. Se despertó con resaca y le pidió a la cocinera de su casa en Tlalpan que le hiciera algo que lo ayudara a sentirse mejor.

A la cocinera se le ocurrió una sopa y cuando le preguntaron qué era la cocinera contestó: caldo tlalpeño, en honor al distrito en el que se encontraban. Todo esto llegó a conocerse como una sopa “que revive a cualquiera”.

Consejos para preparar el mejor caldo tlalpeño

Tradicionalmente, lo mejor es cocinar a fuego lento los garbanzos y los chiles chipotles en un caldo de pollo casero. Pero para los cocineros que tienen poco tiempo, hay algunos atajos que se pueden tomar fácilmente. Si no puedes encontrar epazote en tu localidad, sustitúyelo por cilantro. Además, el chayote también se puede cambiar por otros tipos de calabaza.

El caldo tlalpeño es una de esas recetas que pueden enamorar a cualquiera. Hay quienes lo comen como plato fuerte y otros como entrada. Lo importante es saber disfrutar de la tradición gastronómica que tenemos en México junto a nuestros seres queridos.