Chica tomando agua de un vaso de vidrio

Llevar una buena hidratación con estos tips

El cuerpo se deshidrata por diversas razones, que van desde fiebre, vómitos, diarreas o infecciones. ¿Quieres llevar una buena hidratación? ¡Entra aquí!

El cuerpo se deshidrata por diversas razones, que van desde fiebre, vómitos, diarreas o infecciones, hasta el calor ambiental que en verano se eleva y hace que nuestro organismo reaccione e intente regular su temperatura a través del sudor.

Con estos problemas no sólo perdemos agua, sino también sales minerales que debemos reponer.

Aquí te damos los mejores consejos para llevar una buena hidratación: 

Cuánta agua tomar

En términos generales, un adulto debiera beber como mínimo entre 2 a 3 litros diarios de agua (cinco a seis vasos grandes).

Si está bajo el sol o practica ejercicios, debe ingerir un aporte extra de líquido al mencionado sin esperar a que la sed le avise.

El agua aportada por los alimentos, como frutas, verduras y sopas, puede ser cercana a 1 litro al día, por lo que debemos aportar 1,5 litros de líquido extra para reponer las pérdidas.

En verano es importante beber agua periódicamente y más si planeas estar expuesto al sol, por lo que se recomienda llevar una botella de agua.

Qué líquidos sí y cuáles no

hombre sirviendo vaso de agua

Bebidas isotónicas

Recomendada para deportistas, pues reponen rápidamente la pérdida de agua y electrolitos. Las personas que no realizan deporte y no sudan excesivamente, es mejor que tomen agua.

Infusiones

Son una buena solución para quienes no toleran mucho el agua y llevar una buena hidratación. Hay que evitar el té y el café en épocas de excesivo calor, ya que tienen efecto diurético (hace que eliminemos más agua por orina).

Zumos de frutas

Los zumos naturales son concentrados de vitaminas y minerales que contienen el azúcar de la fruta y son una buena alternativa para la hidratación. No así los jugos comerciales, ya que tienen azúcar añadida.

Refrescos o bebidas carbonatadas

Aportan calorías sin vitaminas ni minerales. Además, tienen bastante azúcar y gas que alteran el mecanismo de hambre-saciedad. Los refrescos light tienen menos azúcar, pero continúan teniendo gas.

Algo que también te ayudará mucho es beber sueros orales, que gracias a sus electrolitos podrás sentir que tu nivel de hidratación en el cuerpo se estabiliza por completo. Para esta época puedes hacer uso de una farmacia a domicilio y no arriesgarte a salir de tu casa.

En temporada de calor sabemos que luego puede ser un martirio salir de tu hogar y exponerte a los rayos calurosos del sol pero, como lo mencionamos antes, llamar a tu farmacia de preferencia es una de las mejores soluciones para no arriesgarte y más si vives en ciudades calurosas como Monterrey y Mérida.

Alcohol

También aporta “calorías vacías” y hay que moderar mucho su consumo, ya que acelera el proceso de deshidratación.

Niños y ancianos

Niño tomando agua

Los niños necesitan más cantidad de agua que una persona adulta, pues están en constante movimiento, pudiendo perder gran cantidad de agua.

Al igual que los adultos mayores, olvidan tomar agua -pérdida de conciencia de la sed- por lo que hay que recordárselos.

 

Su deshidratación es más fácil y rápida también cuando hay fiebre, vómitos o diarreas. En estos casos hay que darles agua con electrolitos (isotónicas).

Según un estudio, los niños de 0 a 6 meses deben beber al día 0,7 litros de líquido (leche materna); los de 7 a 12 meses, leche y bebidas complementarias, como fórmulas, jugos naturales y agua.

De uno a tres años, 1,3 litros de agua y otros líquidos saludables. Y de cuatro a 8 años, 1,4 litros al día (unas cinco tazas al día).

Síntomas de deshidratación

Leve a moderada

Sed, disminución de la sudoración, elasticidad reducida de la piel, disminución de la producción de orina y sequedad de la boca.

El color de la orina es un buen indicador de falta de líquidos. Si es clara y transparente, está bien; si es amarilla u oscura, no está tomando los líquidos que requiere.

Grave

Presión arterial desciende provocando mareos o desmayos, shock y daños en órganos internos como riñones, hígado y cerebro.

Esperamos que con toda esta información ahora puedas detectar con más detalle cómo llevar una buena hidratación y cuides de tu salud en todo momento. ¡Verás que te sentirás con mayor energía durante tu día!