Chica respirando

Respiración profunda y sus beneficios

La respiración profunda es un tipo de ejercicio de respiración que ayuda a fortalecer el diafragma. ¿Quieres conocer los beneficios? Entra aquí y asómbrate.

La respiración profunda es un tipo de ejercicio de respiración que ayuda a fortalecer el diafragma, un músculo importante que te ayuda a respirar. Este ejercicio de respiración también se llama a veces respiración abdominal.

Tiene una serie de beneficios que afectan a todo tu cuerpo. Es la base de casi todas las técnicas de meditación o relajación que pueden reducir tus niveles de estrés, la presión arterial y regular otros procesos corporales importantes.

Aprendamos más sobre cómo la respiración profunda te beneficia, cómo comenzar y qué dice la investigación al respecto.

Beneficios de la respiración profunda

Chica respirando profundamente

La respiración tiene muchos beneficios. Está en el centro de la práctica de la meditación, que se sabe que ayuda a controlar los síntomas de afecciones tan amplias como Síndrome del intestino irritable, Depresión y ansiedad e incluso insomnio.

Aquí hay más beneficios que este tipo de respiración puede tener:

  • Ayuda a relajarte, reduciendo los efectos nocivos de la hormona del estrés cortisol en tu cuerpo.
  • Baja la frecuencia cardíaca
  • Ayuda a bajar la presión arterial
  • Ayuda a sobrellevar los síntomas del trastorno de estrés postraumático (TEPT) .
  • Mejora la estabilidad muscular central
  • Mejora la capacidad de tu cuerpo para tolerar el ejercicio intenso
  • Reduce tus posibilidades de lesionarse o desgastar tus músculos
  • Disminuye tu ritmo de respiración para que gastes menos energía.

Estar estresado o enfermarte evita que tu sistema inmunitario funcione a plena capacidad. Esto puede hacerte más susceptible a numerosas afecciones, por eso histiacil nf en jarabe te ayudará a eliminar los virus o bacterias que tengas almacenados en tu sistema respiratorio y así, puedas respirar profundamente.

Conceptos básicos de respiración

Aquí está el procedimiento básico para lograr hacer una respiración profunda:

  • Siéntate en una posición cómoda o recuéstate en el piso, tu cama u otra superficie cómoda y plana.
  • Relaja tus hombros
  • Pon una mano sobre tu pecho y una mano sobre tu estómago
  • Respira por la nariz durante unos dos segundos, debes experimentar el aire que se mueve a través de tus fosas nasales hacia tu abdomen, haciendo que tu estómago se expanda
  • Aprieta los labios, presiona suavemente el estómago y exhala lentamente durante unos dos segundos
  • Repita estos pasos varias veces para obtener mejores resultados.

 

¿Qué sucede durante la respiración?

El diafragma es un músculo respiratorio en forma de cúpula que se encuentra cerca de la parte inferior de la caja torácica, justo debajo del pecho. Cuando inhala y exhala aire, el diafragma y otros músculos respiratorios alrededor de los pulmones se contraen.

El diafragma realiza la mayor parte del trabajo durante la parte de inhalación. Durante la inhalación, tu diafragma se contrae para que tus pulmones puedan expandirse hacia el espacio extra y dejar entrar todo el aire que sea necesario.

Los músculos entre las costillas, conocidos como músculos intercostales, elevan la caja torácica para ayudar a que el diafragma permita que entre suficiente aire en los pulmones, lo cuál favorece tu salud respiratoria para no contraer enfermedades como gripe y tos. 

Los músculos cerca de la clavícula y el cuello también ayudan a estos músculos cuando algo dificulta la respiración adecuada; Todos ellos contribuyen a la rapidez y la cantidad de movimiento de las costillas y al espacio para los pulmones.

Además, la respiración es parte de tu sistema nervioso autónomo (SNA). Este sistema está a cargo de los procesos corporales esenciales en los que no necesitas pensar, como:

  • Procesos digestivos
  • Qué tan rápido respiras
  • Proceso metabólico que afecta su peso
  • Temperatura corporal total
  • Presión sanguínea

 

Consejos para comenzar y continuar

Crear una rutina puede ser una buena manera de acostumbrarse a los ejercicios de respiración profunda. Prueba lo siguiente para obtener un buen ritmo:

  • Haz tus ejercicios en el mismo lugar todos los días,en algún lugar que sea tranquilo y silencioso.
  • No te preocupes si no lo estás haciendo bien o lo suficiente. Esto puede causar estrés adicional.
  • Despeja tu mente de las cosas que te estresan y en su lugar, concéntrate en los sonidos y el ritmo de tu respiración o en el entorno que te rodea.
  • Haz estos ejercicios durante unos 10-20 minutos a la vez.

 

Como pudiste observar, respirar profundo no sólo es inhalar y exhalar aire, es todo un proceso mental que debes realizar de manera consciente. Los resultados lo valen y si logras experimentarlos, por favor compártenos tu experiencia en los comentarios.